Los Planetas: sinfónicos y barbitúricos

Un espectáculo único, un experimento irrepetible. Los Planetas reinventaron el 21 de septiembre de 2018, en el Auditorio Manuel de Falla de Granada, el disco con el que apostaron a todo o nada veinte años atrás. Medio centenar de músicos de la Orquesta Ciudad de Granada y el impresionante coro de la OCG acompañaron a una formación esquemática, con J, Florent y Eric. Si en su momento Una semana en el motor de un autobús fue un disco ambicioso, narcótico y embotado en las turbulencias de la banda, esta vez, en la primera de dos veladas especiales programadas en su tierra, el álbum sonó, canción por canción, con renovada belleza, con redimensionada exuberancia.

Llegó J ataviado con el apercibimiento nocivo que Aramburu plasmó en aquella portada icónica, símbolo de una generación. Florent, discreto con su guitarra a un lado. Eric, contenido entre la algarabía de violines, violas, contrabajos, flautas, oboes, clarinetes, fagotes, trompas, trompetas y trombones. Y en el centro, vestido para la ocasión, el director de orquesta más pop que se ha visto, Alonso Díaz Carmona, líder de Napoleón Solo, que se estrenaba en estas funciones con el propósito de maridar la tradición clásica con el material inflamable de Los Planetas.

PLANETAS-SINFONICOS18-03
Alonso Díaz, geniecillo psicodélico y director de orquesta.

El propio Alonso, junto a David Montañés y Germán Tejerizo, firman los arreglos orquestales que embelesaron al público granadino desde el potente tríptico inicial, un arranque ya sedimentado en la discografía rock española. Un Segundo premio expandido en horizontal. Una vibrante Desaparecer que puso los pelos de punta. Y una versión de La playa que mantuvo su amargura posadolescente.

Grabado y producido en Nueva York con Kurt Ralske (Ultra Vivid Scene), Una semana en el motor de un autobús fue la gran supernova del indie finisecular. La escena alternativa se emancipó con ese tratado sobre el desamor, la relación con la industria y la toxicidad. Temas que parecen una cosa y son otra; el trabajo que casi acaba con Los Planetas. Un cuadro encerrado en sí mismo que relata, composición tras composición, las tensiones vividas por el grupo en el año que duró su gestación. El disco total: fácil de digerir pero repleto de matices.

La escena indie se emancipó con ese tratado sobre el desamor, la relación con la industria y la toxicidad; temas que parecen una cosa y son otra

Una semana en el motor de un autobús es la obra clásica de Los Planetas, la que cimentó la leyenda que aún perdura. Sentimientos profundos y universales contados de forma llana y sencilla. Desencanto juvenil, emociones complejas. Amor y drogas. Una neblina tóxica que, dos décadas después, brilla con adquiridos destellos de barroquismo. En casa, con la complicidad de la parroquia de Graná, sonaron floreados esos estribillos rotundos, las frases con las que los seguidores han crecido, las consignas que preservan tatuadas en la cabeza. Reverberaron, pues, las letras inquietantes como anunciando nuevos significados (Ciencia ficción). En fin, conmovedores textos sin pompa.

Cumpleaños total dio juego: rompió la compostura a la que obligaba el contexto para que explotase el colectivo en plan cantarín. Todavía llenos de sensorialidad estupefaciente, parada en Laboratorio mágico. Sale el Coro de la OCG para brindar un cierre que los presentes tardarán en olvidar. Las voces secundaban a J, subrayando épicos su trayecto por castillos de madera, de mercurio y de coral en Toxicosmos. Entonces, el hermoso dietario yonqui: Línea 1. Y el culmen, La copa de Europa; envuelta, como más de un fan habrá fantaseado tantas veces, en la seda de decenas de sopranos, altos, tenores y bajos. Frote de ojos y ovación. Lo que antaño parecía un duelo entre Radiohead y Spiritualized empequeñece las comparaciones socorridas de los noventa.

PLANETAS-SINFONICOS18-02
Medio centenar de músicos de la OCG y el Coro acompañaron a J, Florent y Eric en el Falla.

Por supuesto, hubo aspectos mejorables. Al margen de la grandeza de las canciones y de la excepcionalidad del formato, a Eric se le intuía desubicado por fases, a Florent inapreciable a ratos… Y J, poco acostumbrado a los rigores de un montaje que contó con intensas jornadas de ensayos, entonaba de manera libérrima. Con todo, para regusto de sus filas, estos Planetas sinfónicos están más cerca del actual Battiato de diván y música de cámara que del modo rockista de acoplarse a filarmónicas que instauraron los Deep Purple de John Lord. Porque Una semana en el motor de un autobús no necesita fusión: lleva implícita la estructura en movimientos, los desarrollos de obertura, las cimas grandiosas. Ya era sinfónico. Sinfónico y barbitúrico. ¿Realidad o sueño?, se preguntaban los mil afortunados en la puerta del Falla, junto a la Alhambra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A veces oigo voces

Las entrevistas etcétera

Alberto Santamaría

ensayo, crítica, poesía

Ubú Libros

Libro nuevo y segunda mano. Teatro. Arte. Cosas.

EL EYACULADOR DE PALABRAS

El blog de Eduardo Tébar

Licht Und Blindheit

Walk in silence

eshaviraclub

flamenco & jazz en Granada

Bakakai

librería centrifugadora de avisos - materiales para el pensamiento crítico

buteblog

El blog de Eduardo Tébar

Música Para Psicocamaleones______

El blog de Eduardo Tébar

Días Asaigonados

El blog de Eduardo Tébar

arsenaldeletras

Espacio de estética y metacultura - Mario Colleoni

El aprendiz al sol

El blog de Eduardo Tébar

No (ha) lugar

El blog de Eduardo Tébar

célinegrado

Rubén Martín Giráldez. Traducciones. Infección del oído, infección del habla

Awesome Tapes From Africa

You Have to Hear This

Subterranea Comics

El blog de Eduardo Tébar

INSÓLITOS

El blog de Eduardo Tébar

Nada Especial

El blog de Eduardo Tébar

VUELVA USTED MAÑANA

El blog de Eduardo Tébar

Café Verlaine

El blog de Eduardo Tébar

La medicina de Tongoy

El blog de Eduardo Tébar

PERROS EN LA PLAYA

El blog de Eduardo Tébar

La Bella Varsovia

El blog de Eduardo Tébar

Asociación del Diente de Oro

El blog de Eduardo Tébar

V A L L E N E G R O

Poesía y accesorios de poesía

LA ISLA DE SILTOLÁ

El blog de Eduardo Tébar

Arrebatos Alíricos

El blog de Eduardo Tébar

Instro-rama

El blog de Eduardo Tébar

Bendito Atraso

El blog de Kiko Amat

Blog del Guerrero

El blog de Eduardo Tébar

Música en la mochila

El blog de Eduardo Tébar

Ignacio Julià, ex rock critic

El blog de Eduardo Tébar

JaimeGonzalo.com

Web oficial de Jaime Gonzalo, periodista e investigador. Cronista de rock & roll y contracultura.

Desesperación y Risa

el blog de Salvador Perpiñá

El hombre que salió de la tarta

Just another WordPress.com site

Francisconixon

El blog de Eduardo Tébar

Perdiendo Mi Eje

El blog de Eduardo Tébar

Ernesto Castro

El blog de Eduardo Tébar

Wasted Songs

El blog de Eduardo Tébar

DIPROTON

music - blog - berlin

estudiodelsonidoesnob

los sonidos de don sicaliptico

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close