Aquella noche con El Cabrero

El escenario es un espacio público. Y como espacio público es político. Y como espacio político está en guerra civil permanente. Con esa filosofía se subió a las tablas del Parque San Sebastián un icono total como José Domínguez Muñoz El Cabrero, cabeza del cartel Festival Nacional de Cante Flamenco de Ogíjares en su edición número 37. Ocurrió en septiembre de 2016. En el recital del cabrerizo de Aznalcóllar no se escucharon palmas: se dieron bofetás. Botas, sombrero y pañuelo. Como un Clint Eastwood de la serranía. Y el petate lleno de palabras como bombas en fandangos al límite y canciones por bulerías.

Frecuentes han sido las visitas de El Cabrero al cinturón granadino desde los ochenta. El presupuesto del festival (17.000 euros) aumentaba un 20% con respecto a 2015. José Domínguez aseguró que se vende al precio de su cachet, pero que no se compran sus ideas ni su voto. Frente al tópico de que los flamencos se arriman al sol que más calienta, el cantaor e investigador granadino Juan Pinilla glosó en 2011 las figuras más incómodas para el poder en un discolibro fundamental, Las voces que no callaron, complementario con la Historia social del flamenco de Alfredo Grimaldos y con las pesquisas abiertas por otros autores como Ortiz Nuevo o José Luis Gamboa, que se metieron en estos lodos.

Por unanimidad, El Cabrero ocupa un lugar honorífico en el podio de los cantaores protesta de la historia. Su mensaje sedicioso, su azote al aparato y al terrateniente, no han evitado que lleve más de tres décadas siendo primera figura en los festivales flamencos de Andalucía. Especialmente entre los campesinos que anhelaban ocupar fincas de duquesas y señoritos bajo la coartada moral de que la tierra es para quien la trabaja. Ahora lleva más de medio siglo sobre los escenarios y juega en parte con el personaje que cimentó en el tardofranquismo. Septuagenario, la voz ha ganado arena y ha perdido vigor, aunque el gancho sigue siendo el mismo. Y funciona.

En el recital del cabrerizo de Aznalcóllar no se escucharon palmas: se dieron ‘bofetás’. No busca el pellizco, sino el hachazo. Su cante no es festero: es aguafiestas

 

 

Las letras del pastor indócil no necesitan artificios ni préstamos. Resultan fáciles de entender y de aplaudir. Quizá por eso se cantan por aficionados del mundo entero. Y puede que esta transición hacia lo que llaman nueva política haya reverdecido la oportunidad de su discurso, que ha adaptado con astucia y que, en resumidas cuentas, clama contra la injusticia. E invoca un panandalucismo bravo y anarquizante. La pureza campestre, la tranquilidad bucólica de la tierra y el rebaño, alternan poéticamente en el imaginario flamenco de Domínguez con la contestación política y la reivindicación social. Hostias democráticas, que diría Paco Moyano.

cabrero recorteEl Cabrero no busca el pellizco, sino el hachazo. Su cante no es festero, sino más bien aguafiestas. «Tienen seguro el comer / banqueros, curas y reyes / y el pueblo tiene el deber / de rebelarse a sus leyes / y quitarles del poder», sangró el fandango. ¿Fue San Agustín el primer comunista de la humanidad? El Cabrero responde con fandangos republicanos que no creen en Supermán ni en el Capitán Trueno. Y sus consignas tuvieron el adlátere perfecto en la guitarra de Rafael Rodríguez, heredero autodidacta de la edad de oro de la modernidad del toque sevillano. Sus falsetas nacen de la lógica de lo jondo y no de la mecánica de las digitaciones. Cualidad básica para conectar con el compás asilvestrado de don José. Otra pequeña revolución, en tiempos de flamenco fabricado en academias. Hubiera sido un goce para Juan Habichuela, a cuya memoria se encomendó la cita en Ogíjares.

El patriarca de los Carmona representó como nadie la sonata de acompañamiento de la segunda mitad del sigo XX. Y pasó por el municipio en nueve ocasiones entre 1981 y 1992, a la vera de Camarón, Fosforito, Enrique Morente, Luis de Córdoba, El Polaco o José Mercé. En su recuerdo, Juan Habichuela Nieto apareció por sorpresa y le dio brío a las cuerdas. «En dos meses se nos ha ido la levadura de este arte tan nuestro», comentó El Cabrero nada más comenzar, a colación del verano horribilis en el que se marcharon El Lebrijano y José Menese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Dan's Garage

El blog de Eduardo Tébar

A veces oigo voces

Las entrevistas etcétera

Alberto Santamaría

ensayo, crítica, poesía

Ubú Libros

Libro nuevo y segunda mano. Teatro. Arte. Cosas.

EL EYACULADOR DE PALABRAS

El blog de Eduardo Tébar

Licht Und Blindheit

Walk in silence

eshaviraclub

flamenco & jazz en Granada

Bakakai

librería centrifugadora de avisos - materiales para el pensamiento crítico

buteblog

El blog de Eduardo Tébar

Música Para Psicocamaleones______

El blog de Eduardo Tébar

Días Asaigonados

El blog de Eduardo Tébar

arsenaldeletras

Espacio de estética y metacultura - Mario Colleoni

El aprendiz al sol

El blog de Eduardo Tébar

No (ha) lugar

El blog de Eduardo Tébar

célinegrado

Rubén Martín Giráldez. Traducciones. Infección del oído, infección del habla

Awesome Tapes From Africa

You Have to Hear This

Subterranea Comics

El blog de Eduardo Tébar

INSÓLITOS

El blog de Eduardo Tébar

Nada Especial

El blog de Eduardo Tébar

VUELVA USTED MAÑANA

El blog de Eduardo Tébar

Café Verlaine

El blog de Eduardo Tébar

La medicina de Tongoy

El blog de Eduardo Tébar

PERROS EN LA PLAYA

El blog de Eduardo Tébar

La Bella Varsovia

El blog de Eduardo Tébar

Asociación del Diente de Oro

El blog de Eduardo Tébar

V A L L E N E G R O

Poesía y accesorios de poesía

LA ISLA DE SILTOLÁ

El blog de Eduardo Tébar

Arrebatos Alíricos

El blog de Eduardo Tébar

Instro-rama

El blog de Eduardo Tébar

Bendito Atraso

El blog de Kiko Amat

Blog del Guerrero

El blog de Eduardo Tébar

Música en la mochila

El blog de Eduardo Tébar

Ignacio Julià, ex rock critic

El blog de Eduardo Tébar

JaimeGonzalo.com

Web oficial de Jaime Gonzalo, periodista e investigador. Cronista de rock & roll y contracultura.

Desesperación y Risa

el blog de Salvador Perpiñá

El hombre que salió de la tarta

Just another WordPress.com site

Francisconixon

El blog de Eduardo Tébar

Perdiendo Mi Eje

El blog de Eduardo Tébar

Ernesto Castro

El blog de Eduardo Tébar

Wasted Songs

El blog de Eduardo Tébar

DIPROTON

music - blog - berlin

estudiodelsonidoesnob

los sonidos de don sicaliptico

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close