Lagartija Nick: el bicho raro cumple 30

En esencia, la trayectoria de Lagartija Nick se puede definir con aquel aforismo de Val del Omar: «El que ama, arde. Y el que arde, vuela a la velocidad de la luz». La banda de Antonio Arias ha desarrollado una carrera tan brillante como temeraria. Se han suicidado varias veces. Y siempre cuando les iba bien. Han abrazado los extremos con pasión. Han pisado el acelerador contra el muro para elevarse con el impacto. Arias dice que su universidad fue 091, donde ocupa la plaza de bajista en los ochenta. Eric Jiménez ensayaba en el local de al lado. Ambos solían juntarse para tocar temas de Siouxsie & The Banshees. Esto ocurre en 1987, hace treinta años.

En 1991, la formación, completada con los guitarristas Juan Codorniú y M.A.R. Pareja, planta las bases de su lenguaje en Hipnosis, uno de los discos de debut más excitantes del rock español. Tensión electrificada. Vicio y paranoia en la voz-proclama de Antonio Arias. Descargas de punk-rock artie, visionario y anfetamínico. Atmósferas futuristas. Flashes perturbadores. Riffs tóxicos: entre Ron Asheton, Thurston Moore y John Cipollina. Un calambrazo de ideas en la resacosa escena nacional de la época. Un grupo bisagra, como Surfin’ Bichos, Cancer Moon o Los Bichos. Pero Lagartija Nick es una rara avis.

En 1992 dan el salto de una discográfica independiente a una multinacional —vaivén habitual en su singladura— y lanzan Incercia, obra cumbre de los granadinos, ya con un sonido poderoso y un ramillete de clásicos inmediatos (Nuevo Harlem, Universal, Satélite…). Un discurso adictivo e inquietante. En su miscelánea caben la obsesión por la astronáutica, la máquina de escribir de Dylan, la psicodelia ácida y el consumismo visto en collage, como en la Generación Beat. La sónica se oscurece en Su (1995). Persiguen a Enrique Morente por las calles del Sacromonte y el Albaicín. El resultado del encuentro trasciende al cantaor flamenco y a los rockeros: Omega (1996). Federico García Lorca y Leonard Cohen, hermanados por los más inquietos y resbaladizos de Granada. Se cerraba un círculo. Nacía algo nuevo. Un antes y un después. El revolucionario trabajo con Morente le cambia la vida a Antonio.

Cuando todo el mundo está pendiente de Lagartija Nick, la banda se transforma, huye de la zona de confort y sale por la tangente con un álbum kamikaze: Val del Omar (1998). Arias, muy dado a entregarse a sus maestros hasta las últimas consecuencias, descubre en José Val del Omar —inventor, poeta, cineasta y pionero tecnológico— a su padre artístico. Y aplica a la música de Lagartija planteamientos rompedores: la diafonía, la mecánica mística. Rock industrial circunscrito a una espiritualidad repetitiva. Se fueron de Joy Division a Esplendor Geométrico. Esta etapa negra tiene secuelas: Lagartija Nick (1999) y Ulterior (2001).

En su miscelánea caben la astronáutica, la máquina de escribir de Dylan, la psicodelia ácida y el consumismo visto en collage, como en la Generación Beat

 

El grupo se recompone en 2004. Eric vuelve a la batería. Víctor Lapido encaja su guitarra en el proyecto. Y Arias muestra todo lo aprendido en el camino en un título autoeditado, el estupendo Lo imprevisto. Además, es el momento en el que dirige el homenaje a Los Ángeles, cuyo sentido del pop cala de manera notable en su percepción musical. Unos Lagartija triunfales sacan El shock de Leia (2007), con la memorable participación de Honest John Plain, leyenda del punk británico, y aportaciones de Jesús Arias. La racha sigue en Larga duración (2009) y Zona de conflicto (2011).

Por el camino, vuelven a tocar Omega con Morente, se reedita la discografía anterior y una nueva generación acoge el legado del combo nazarí. Además, Antonio Arias inicia una aventura en solitario con dos entregas de Multiverso, abandera Los Evangelistas con los músicos pilares de Los Planetas y se implica al máximo en la carrera de Soleá Morente. En 2012 ocurre un giro: la formación original de Lagartija Nick, con Juan Codorniú y M.A.R. Pareja, rescata en directo Hipnosis, el disco que supuso el punto de partida de todo. Los integrantes suenan más proteicos y sabios que nunca. Y hasta hoy.

Dan's Garage

El blog de Eduardo Tébar

A veces oigo voces

Las entrevistas etcétera

Alberto Santamaría

ensayo, crítica, poesía

Ubú Libros

Libro nuevo y segunda mano. Teatro. Arte. Cosas.

EL EYACULADOR DE PALABRAS

El blog de Eduardo Tébar

Licht Und Blindheit

Walk in silence

eshaviraclub

flamenco & jazz en Granada

Bakakai

librería centrifugadora de avisos - materiales para el pensamiento crítico

buteblog

El blog de Eduardo Tébar

Música Para Psicocamaleones______

El blog de Eduardo Tébar

Días Asaigonados

El blog de Eduardo Tébar

arsenaldeletras

Espacio de estética y metacultura - Mario Colleoni

El aprendiz al sol

El blog de Eduardo Tébar

No (ha) lugar

El blog de Eduardo Tébar

célinegrado

Rubén Martín Giráldez. Traducciones. Infección del oído, infección del habla

Awesome Tapes From Africa

You Have to Hear This

Subterranea Comics

El blog de Eduardo Tébar

INSÓLITOS

El blog de Eduardo Tébar

Nada Especial

El blog de Eduardo Tébar

VUELVA USTED MAÑANA

El blog de Eduardo Tébar

Café Verlaine

El blog de Eduardo Tébar

La medicina de Tongoy

El blog de Eduardo Tébar

PERROS EN LA PLAYA

El blog de Eduardo Tébar

La Bella Varsovia

El blog de Eduardo Tébar

Asociación del Diente de Oro

El blog de Eduardo Tébar

V A L L E N E G R O

Poesía y accesorios de poesía

LA ISLA DE SILTOLÁ

El blog de Eduardo Tébar

Arrebatos Alíricos

El blog de Eduardo Tébar

Instro-rama

El blog de Eduardo Tébar

Bendito Atraso

El blog de Kiko Amat

Blog del Guerrero

El blog de Eduardo Tébar

Música en la mochila

El blog de Eduardo Tébar

Ignacio Julià, ex rock critic

El blog de Eduardo Tébar

JaimeGonzalo.com

Web oficial de Jaime Gonzalo, periodista e investigador. Cronista de rock & roll y contracultura.

Desesperación y Risa

el blog de Salvador Perpiñá

El hombre que salió de la tarta

Just another WordPress.com site

Francisconixon

El blog de Eduardo Tébar

Perdiendo Mi Eje

El blog de Eduardo Tébar

Ernesto Castro

El blog de Eduardo Tébar

Wasted Songs

El blog de Eduardo Tébar

DIPROTON

music - blog - berlin

estudiodelsonidoesnob

los sonidos de don sicaliptico

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close